Uncategorized

La interesante historia de la tienda de campaña

La tienda de campaña es uno de los mejores logros del hombre. No solo es un refugio simple sino efectivo, también es portátil y duradero. Los refugios de este tipo (con marcos de apoyo y tela) datan de siglos atrás. Esta versión anterior de una tienda fue utilizada por grupos como los romanos, los griegos, los persas, etc.; ya que era eficaz y podía desmontarse y montarse rápidamente.

Los romanos y otras fuerzas incluían principalmente equipos de campamento en sus viajes en tiempos de guerra. Sin embargo, su equipo de campamento no era nada comparado con lo que es el nuestro hoy. Por lo general, involucraba una gran hoja de tela junto con marcos de soporte. Aunque estos marcos a menudo se hicieron en el lugar donde estaban.

Una vez que establecieron un límite y un terreno para acampar; simplemente harían un marco grande y colocarían su lienzo o cualquier material que tuvieran sobre el marco. Esto les brindó una protección rápida y confiable contra los elementos sin ser una carga para colocar o quitar. Lo más probable es que simplemente tomarían los materiales que los cubrían y dejarían el marco, ya que no era necesario ni siquiera desmantelarlo.

Este antiguo modelo de tienda de campaña se descartó más tarde a principios de los años 70. Con esta nueva década llegaron las nuevas tecnologías; especialmente en el mundo de las carpas. En lugar de utilizar los materiales de estructura tradicionales, comenzaron a experimentar con materiales más resistentes, como los metales. Estos metales iban desde el aluminio, que era liviano pero resistente, hasta delgadas varillas de acero inoxidable. Después de que los marcos comenzaron a parecer más fuertes y portátiles, comenzaron a revolucionar la otra mitad de la carpa; la cubierta.

A medida que los nuevos metales aumentaron la durabilidad de la tienda, los materiales también se necesitaron. Por lo tanto, los fabricantes comenzaron a hacer las fundas con materiales como nailon y poliéster en lugar de los materiales más naturales. Estos no eran los mejores materiales del mercado, pero eran más duraderos en condiciones extremas en comparación con los mejores tejidos.

Finalmente se desarrolló la carpa que conocemos hoy. En lugar de varillas sólidas que se colocaron y ataron entre sí, comenzaron a simplificarlas con marcos que se encajaban entre sí. También se agregaron “clavijas”, que son puntas que sujetan la tela y el marco de la tienda y la mantienen bloqueada en el suelo. Todos estos nuevos avances hicieron que la carpa fuera aún más conveniente de lo que ya era. Ahora era la mejor herramienta para los amantes de la naturaleza, así como para otras personas que necesitaban un refugio rápido y fácil.

La historia de las tiendas cubre una gran parte de la historia. Fue utilizado desde la época de los soldados romanos hasta los fines de semana de ocio de los amantes del aire libre de todo el mundo. A lo largo de la historia, se ha convertido en una de las mejores formas de refugio que es portátil y rápido de armar. tiendas de campaña no solo han resistido los avances de la tecnología, sino que los han adoptado, convirtiéndolos así en un método confiable, duradero y agradable de refugio en todo el mundo.

About the author

admin

Leave a Comment