Uncategorized

Qué tipo de camarote comprar en su primer crucero fluvial

Los cruceros fluviales en Europa se han convertido en una de las opciones de vacaciones más demandadas por “boomers y pre-boomers” por igual. Esta demanda es impulsada tanto por clientes de cruceros oceánicos anteriores como por aquellos que nunca antes han disfrutado de un crucero oceánico. Las razones de esta demanda son; la naturaleza de todo incluido de la experiencia del crucero fluvial, la experiencia inmersiva del destino y la asequibilidad general que todos los clientes de cruceros fluviales disfrutan en sus vacaciones.

Si bien la experiencia de un crucero fluvial europeo es muy gratificante y los viajes fluviales disfrutan de un nivel de satisfacción extremadamente alto, sabemos que algunos elementos de la planificación de su primer viaje fluvial pueden ser un poco desalentadores. Esto se debe a que todas las líneas de cruceros y todos los cruceros fluviales no son iguales y eso ciertamente se aplica al tipo de cabina que compre.

Al hablar con miles de compradores primerizos, un número significativo de ellos comentó que elegir la cabina adecuada en su primer viaje por el río fue una de las cosas más frustrantes y desafiantes que enfrentaron como nuevos clientes.

Si nunca ha disfrutado de las maravillas de un crucero fluvial europeo muy asequible, es posible que no comprenda cómo seleccionar la mejor cabina para su viaje. La selección de la cabina perfecta puede resultar más confusa debido a dos factores que pueden influir en su decisión; las diferentes generaciones de barcos fluviales y los distintos tipos de camarotes (también llamados camarotes) en cada barco.

Además de estas distinciones, se deben considerar otros factores antes de seleccionar su camarote. Pero puede consolarse sabiendo que la selección de la cabina es un proceso bastante lógico y que, aparte de la selección de su camarote, casi todos los demás elementos de la experiencia a bordo y en tierra de un huésped son exactamente iguales, sin importar el tipo de cabina que compre. ¿Por qué? Porque todos los pasajeros de un barco fluvial disfrutan de las mismas excursiones en tierra, una deliciosa cocina y un excelente servicio personalizado.

A primera vista, es posible que uno no entienda por qué la selección de la cabina es tan importante y tal vez llegue a la misma conclusión. La razón por la que es muy relevante es por la diferencia de precio entre un camarote con ventana y un camarote con balcón. En general, para un crucero de una semana, la diferencia puede estar entre $ 599 y $ 1500 por persona para el balcón, así que si el precio es importante, ve por la ventana. Si prefiere un balcón, pero su presupuesto exige una ventana, opte por el camarote con ventana en lugar de no ir, ya que todos los demás elementos del viaje serán exactamente iguales que si hubiera comprado el balcón.

Viajar con viajeros de ideas afines y de la misma edad es otro de los elementos muy gratificantes de un viaje fluvial. Están dirigidos a personas mayores de 55 años y, aunque hay muchas excursiones en tierra activas, este tipo de cruceros no son adecuados para niños.

Si bien no son adecuados para niños, estos viajes fluviales son ideales para viajeros individuales o solos que buscan unas vacaciones que atraigan a otros viajeros similares.

About the author

admin

Leave a Comment